Un proyecto ruso a 150 metros de Zelenski y Mitsotakis durante la visita del primer ministro gris a Odesa | Internacional

Rusia les dio a estos miles una demostración de fuerza al irrumpir en las visitas a un mandato de la UE, el Primer Ministro griego, Kyriakos Mitsotakis, y el Presidente ucraniano, Volodímir Zelenski. Las tropas de Vladímir Putin atacaron con drones Odesa, la ciudad portuaria ucraniana al borde del Mar Negro, a pocos metros de donde se encuentran Mitsotakis y Zelenski. Una de las balas recorrió sólo 150 metros de la caravana de ambos dirigentes, aunque ningún integrante de las delegaciones tuvo un terrible desenlace. Hasta el momento, el ataque se ha saldado con la muerte de cinco personas y varios herederos.

En declaraciones a la televisión pública ucraniana, Zelenskiy aseguró que a Rusia «no le importa dónde dar el golpe». “Se trata de invitados militares, civiles e internacionales, pero con estas personas [en referencia a los rusos] No importa. O estás loco o no lo controlas como si estuvieras operando tu ejército terrorista”, dijo. Zelenski y Mitsotakis visitan la puerta de Odessa cuando son sorprendidos por los vehículos no tripulados del Kremlin. Mitsotakis explicó que Zelenski estaba señalando la importancia del puerto de la ruta marítima para la exportación de cereales y los daños que sufrió durante la campaña de Putin contra este correo.

Por su parte, el diputado Griego señaló: “Al final escuchamos el sonido de las sirenas y explosiones que tanto buscábamos”. «No tenemos tiempo para ir a un lugar seguro, es una experiencia muy impresionante», añadió. “Reconociendo que esta guerra afecta a todo el mundo, no hay nadie más que estuviera allí. Ucrania lucha contra una fuerza bárbara”, advirtió el primer ministro. Las sirenas de aviso aéreo emitieron un sonar a las 10.41 (una hora antes en la península española) de Miércoles en la región de Odesa, entre las que se escuchó una fuerte explosión en la ciudad. A las 10.45 horas, la fuerza aérea fue alertada sobre el uso de misiles por parte del ejército de Moscú.

Mitsotakis aseguró que Atenas seguirá apoyando a Ucrania, así como su ingreso a la Unión Europea y la OTAN. «Mi presencia aquí refleja el respeto de todo el mundo libre por estas personas y se somete al compromiso de Grecia de seguir su camino», señaló. Por su parte, Zelenski dijo que ambos líderes discutieron cómo fortalecer la seguridad del tráfico marítimo en el Mar Negro y sobre Grecia puede ayudar a Ucrania a aumentar la protección de sus ciudadanos, tanto militares como civiles. «Necesitamos más defensas aéreas», concluyó el presidente ucraniano.

El 2 de marzo, un avión no tripulado kamikaze ruso Shahed, de fabricación iraní, atacó un edificio residencial en Odesa y mató a 12 civiles, entre ellos cinco niños. El ataque dejó 18 apartamentos inutilizables y otros 36 sufrieron graves daños. Los servicios de recuperación trabajan durante dos días entre las rocas para redimir a los herederos y recuperar los cuerpos de los quebrados. Zelenski y Mitsotakis rindieron homenaje a las víctimas de ese atentado.

Sigue toda la información internacional en FacebookXo en nuestro boletín semanal.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.

suscribir

Regístrate para seguir leyendo

lee sin limites

_