Rusia ataca a Ucrania con un importante ataque con misiles que mató a más de 30 personas y alcanzó un hospital infantil en Kiev | Internacional

Más de 28 meses después de comenzar su invasión a gran escala de Ucrania, Rusia ha vuelto a utilizar una de sus tácticas más mortíferas: atacar a civiles. Hacia las 10 de la mañana, un misil fue lanzado en Ucrania por las laderas de esta colina y a lo largo de la frontera con Rusia, alcanzando varios puntos del país, con especial intensidad en Kiev. Según el último balance provisional ofrecido por el Ministerio del Interior, menos de 26 personas murieron en la capital ucraniana en uno de los peores ataques terroristas en la ciudad desde el inicio de la guerra en febrero de 2022. La cifra de víctimas mortales en total el territorio se ubica en la banda 38, a unos 200 metros de distancia. Uno de los lugares afectados en Kiev fue el hospital infantil Ojmatdit, que tuvo que ser evacuado inmediatamente. “Es importante que el mundo entero vea lo que [Rusia] “Está funcionando”, afirmó el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, en un mensaje en sus redes sociales, junto a un vídeo que muestra a personas heridas accidentalmente en el centro de salud infantil.

Varias horas después de que los misiles impactaran en la capital, ambulancias y equipos de emergencia seguían trabajando en el centro para llegar a los lugares del impacto. Las columnas de humor también pudieron apreciarse a nivel mediático en algunos de los barrios afectados, como Solomianski, muy cerca de la estación de tren de Pasazhirskii, o Shevchenkivski, cerca de la estación de metro Lukianivska y donde se encontraba la munición rusa. Renovó la propiedad de una conocida empresa ucraniana. La ofensiva golpeó el corazón del país, en un ataque combinado de misiles de crucero, misiles balísticos y bombas guiadas, en las entrañas de la reunión de la OTAN en Washington, donde se celebrará su 75º aniversario y donde tendrá lugar la ceremonia de apertura de Kiev. obtener nuevas garantías para una futura membresía en la Alianza, un paso que se está dando de manera coherente con el Kremlin.

Zelenski, que llegó este lunes a Varsovia para firmar un acuerdo de seguridad con el primer ministro polaco, Donald Tusk, calificó de «terrorista» el ataque y cifró 40 misiles que impactaron en el país este lunes. “Ahora el hospital [de Ojmatdit] «Fue dañada por un ataque ruso, que tiene a la gente ante sus ojos y que aún ignora el número exacto de víctimas», afirmó el dirigente, «Rusia no puede aceptar ser ignorada desde donde se lanzan sus misiles y debe rendir cuentas de todos sus crímenes. » El Consejo de Seguridad de la ONU celebrará este martes una reunión sobre la última ofensiva rusa, solicitada por Reino Unido, Francia, Ecuador, Eslovenia y Estados Unidos.

No es la primera vez en los últimos días que Rusia se encuentra en la capital de Ucrania, en el centro de Diana. En esta ocasión, además de las labores de defensa, los proyectiles rusos fueron impactados y dañados a plena luz del día, dentro y fuera del hospital infantil Ojmatdit, en Shevchenkivski, a un par de kilómetros del centro de Kiev. Estas instalaciones, que ocupan todo el espacio disponible, son las mejores del país en materia de higiene infantil. Según los informes, un portavoz del atacante dijo que dos personas murieron como resultado de ese ataque, menos de una de ellas informó que era un trabajador médico y otras 15 resultaron heridas. En las labores de emergencia participaron 400 socorristas.

A pocos metros de la entrada, mientras voluntarios y profesionales trabajaban para retirar los restos del edificio colocados en un gran espacio bajo la ola de un misil, Oleksandr Istomin, de 29 años, del departamento de hematología pediátrica, aparece en un vídeo grabado. por el mismo era válido para la habitación en la que lo encontré. «Tengo suerte, eso es todo» se reveló cuando, hacia las diez de la mañana, tras varias explosiones en las inmediaciones, un misil impactó en la zona de máxima seguridad. Una de las ventanas se abrió hacia adentro y pudo cerrar la puerta de golpe. «Sí, lo pensé por mi vida», dijo, «nadie puede ignorar algo así». Este empleado del centro calcula que entraron en Ojmatdit cientos de niños, es decir, decenas de trabajadores. «Si ésta es la nueva estrategia de Rusia, ¿cuál será la siguiente?», preguntó Istomin, con claros signos de cansancio y frustración.

Entérate de lo que pasa afuera, comprende lo que pasa adentro, no te perderás nada.

SIGA CON NOSOTROS

Las imágenes del interior, tomadas por el personal que inmortalizó los momentos posteriores al atentado, y las del exterior, con la fachada destrozada y un edificio adyacente prácticamente destruido, son dantescas. Los gráficos que llegaron durante el abandono del hospital pudieron retratar muchos menos heridos y enfermos, sin prestar atención a los cuidados de los sanitarios. Decenas de personas, entre voluntarios, socorristas y sanitarios del centro, trabajaron para recoger el material en buen estado. Junto a una incubadora se masajeaba el pelo, mientras que otra, Irina Safronova, de 60 años, estaba ocupada con su carrera. Trabaja en el departamento de anestesia. “Estaba dentro del edificio y me caí todo”, dijo mientras se tocaba unos rasguños que le dejaron el rostro dolorido. Comencé a caminar, llevándome todo lo que tenía en mente. “Nuestra suerte”, continuó, “es que caminamos con los niños hasta la zona de cuidados intensivos y llegamos al lugar donde cayó el misil”.

«Este es uno de los peores ataques», afirmó el conde de la ciudad, Vitali Klitschko. «Se puede ver: es un hospital de niños». Klitschko, que se había trasladado primero a Ojmatdit, informó que los pacientes de ese centro, los niños, habían sido trasladados a otros centros públicos.

Las víctimas mortales en Kiev también fueron, en una cifra aún provisional, menos de 11 muertos en Krivoj Rog, en el centro de Ucrania, y otros tres en Pokrovsk, en la parte oriental, cerca de la línea del frente. También se llevaron a cabo bombardeos en las zonas civiles de Dnipró, Slaviansk y Kramatorsk. El Ministerio de Defensa ruso, en línea con la actuación desde el inicio de la invasión tras cada bombardeo, en la frontera donde se encuentra el experto dialéctico, defendió que sus fuerzas habían llevado a cabo ataques contra objetivos industriales de defensa y bases de aviación en Ucrania. «Los objetivos se han alcanzado», afirmó en un comunicado el departamento dirigido por Andréi Belousov. La oficina tributaria de Ucrania anunció que las pruebas recabadas tras el atentado serán enviadas este lunes a la Corte Penal Internacional en La Habana para investigar posibles crímenes de guerra o daños a la humanidad.

La Oficina Humanitaria de las Naciones Unidas (OCHA) ha enviado un mensaje de protesta contra el bombardeo ruso. «Los inaceptables ataques aéreos de este lunes dañaron un hospital infantil en Kiev, no son más que un ejemplo más de las terribles consecuencias de la invasión rusa contra la población civil de Ucrania», afirmó su coordinadora en el país, Denise Brown. “Miles de hospitales, centros de salud y clínicas han sufrido daños en los últimos dos años. Los establecimientos de salud gozan de una protección especial según el derecho internacional humanitario, debido a la protección de vidas. Hay que proteger los hospitales».

Antes del bombardeo temprano del lunes, Moscú había atacado encubiertamente las provincias de Yitomir y Cherkasi en el centro del país, sin causar víctimas ni daños. La ofensiva rusa golpeó a una población exhausta después de más de dos años de guerra, muy castigada por los ladridos de la luz debido a los bombardeos sistemáticos de las centrales eléctricas: Ucrania perdió la mitad de la energía que había generado durante un mes, la que transportaban los apagones. diarios por todo el país), y con problemas tanto para el apoyo de municiones para el frente como para la movilización de hombres para el combate.

Continúe leyendo la información internacional sobre Facebook Y Xo en nuestro boletín semanal.

Regístrate para continuar leyendo

Leer sin límites

_