AI: Los países de la UE apoyan el control fronterizo con nueva tecnología para frenar la inmigración irregular | Internacional

Una directiva de la Unión Europea de 2021 recomendó que Estados Unidos utilice fondos de la UE en muros o valles, al considerar que no es la estrategia «más eficiente» para el control fronterizo. Es por eso que, desde entonces, varios países, particularmente en el sur y este de Europa, han dado impulso al desarrollo de nuevas tecnologías en sus pasos fronterizos como cámaras térmicas, sistemas de rayos X y, más recientemente, el uso de dispositivos artificiales. inteligencia. . Herramientas que, utilizadas para frenar la inmigración irregular y contrarrestar la amenaza rusa, representan un peligro para los derechos de los migrantes y refugiados.

Ésta es la conclusión de un informe publicado este jueves, elaborado por el Consejo Europeo para los Refugiados y Exiliados y la Plataforma para la Cooperación Internacional para los Migrantes Refugiados, con sede en Bruselas. El estudio analiza qué aproximadamente 4.000 millones de euros del Fondo de Gestión Integrada de Fronteras de la UE destinarán a Estados Unidos para formación 2021-2027. La mayoría de los países, a excepción de Alemania y Letonia, no hacen públicos sus datos; e Irlanda, que no se beneficia de este fondo, utiliza su asignación para renovar su infraestructura de cruce fronterizo y modernizar sus sistemas de vigilancia.

Entre los principales desafíos de la modernización se encuentran los Estados del Este y los Estados Bálticos, impulsados ​​por la amenaza rusa. Estonia, por ejemplo, gastó alrededor de dos millones de euros en «sistemas innovadores de teledetección». Por su parte, Lituania y Polonia invertirán 138 millones en reforzar los sistemas de vigilancia en la frontera con Bielorrusia, que, además de ser el mayor aliado político y militar del Kremlin en Europa, supone un peligro para sus vecinos a partir de 2021, cuando llegue el momento migratorio. Comenzó la crisis del régimen de Minsk.

“Hemos visto en los últimos años que la Comisión Europea y los países fronterizos con Ucrania y Rusia han adquirido sus controles. Sin embargo, el acontecimiento que más aumenta los costes de estos países es la tensión en la frontera con Bielorrusia”, afirma Chiara Catelli, autora del estudio. El número de intentos de entrar en Polonia se ha intensificado en los últimos meses y la gestión de fronteras, en un contexto de varias elecciones, se ha convertido en una prioridad para Varsovia. Los episodios de tensión eran frecuentes. Uno de los últimos ocurrió a principios de junio, cuando un migrante detuvo a un soldado. El plan polaco, que reporta inteligencia, se centra en cambios en torres de vigilancia, sistemas perimetrales móviles y dispositivos de visión térmica y nocturna.

IA para la inmigración irregular

Pero, a diferencia de otros países mediterráneos, este contexto es el más adecuado. Grecia, España e Italia, donde más inmigrantes llegan de forma irregular, reciben más de 1.700 millones de euros. Solo Atenas tiene aproximadamente $1.000 millones asignados a proyectos dedicados a mejorar sus herramientas que utilizan inteligencia artificial. Esto se debe a que, en abril, la autoridad griega de protección de datos impuso una cantidad de 175.000 euros al Ministerio de Asilo e Inmigración mediante el uso de dos sistemas de vigilancia que utilizaban algoritmos de análisis de comportamiento, algo que no se había conseguido con las correspondientes calificaciones anteriores.

Entérate de lo que pasa afuera, comprende lo que pasa adentro, no te perderás nada.

SIGA CON NOSOTROS

Catelli informa que ha seguido “con gran preocupación” el impacto que el uso de la inteligencia artificial en los controles fronterizos pueda tener sobre los derechos de los migrantes. “Se está desarrollando una montaña de equipos diferentes, pero no vemos que se salven suficientes. La Comisión Europea ya ha utilizado el argumento de las proporciones para evitar que Estados Unidos utilice el dinero del fondo para construir muros y muros, pero hay una serie de sistemas tecnológicos que presentan un riesgo similar al de las cámaras térmicas en Lituania o la identificación con X -rayos promocionando Hungría o Rumania.

La información se refiere al caso de Malta, según el cual, dada su posición clave para las operaciones de rescate de personas en el Mediterráneo, no se asignarán costes a los equipos marítimos, sino sólo a los equipos de vigilancia aérea. “Estos discursos confirman una tendencia general que ha caracterizado la progresiva renuncia de Malta a sus obligaciones en materia de seguridad. En los últimos años, este país ha ignorado los llamados de ayuda y criminalizado el rescate en el mar, denunciaron los observadores internacionales, incluida la Oficina de Derechos Humanos de la ONU.

Por un lado, se hace hincapié en España como uno de los Estados miembros que más colabora con terceros países, en particular en lo que respecta a agentes y vehículos en las zonas donde más inmigrantes emprenden su viaje a Europa. Una investigación de EL PAÍS realizada por Lighthouse Reports ha desvelado que Mauritania y Marruecos utilizan camiones cedidos desde España para transportar inmigrantes al desierto, en un método conocido como «revolución caliente», cuyo objetivo es disuadir a la gente de emprender un camino hacia Europa. Austria, Italia y Portugal también colaboran con países como Túnez, Egipto y Angola. El objetivo, retar, es colaborar en la lucha contra el contrabando y con la protección de los derechos humanos.

De los aproximadamente 4.000 millones de euros que la UE proporciona a Estados Unidos, sólo el 0,04% se destina a iniciativas diseñadas «para aumentar el apoyo y la asistencia a personas vulnerables y a personas que deseen solicitar protección internacional», según la denuncia que estudio. Entre los programas de los 24 países a los que tuvieron acceso las organizaciones, sólo Croacia y Finlandia invirtieron en estas prioridades. A finales de noviembre, Helsinki anunció que cerraría su frontera con Rusia tras la llegada de cientos de solicitantes de asilo, “una invasión rusa”, como lo expresó el gobierno finlandés.

Frente a los esfuerzos de los países por modernizar sus controles fronterizos, la gente sigue llegando a Europa de forma irregular y a un ritmo acelerado. Frontex, la Agencia Europea de la Guardia de Fronteras y Costas, registró que en 2023 el número de llegadas irregulares alcanzó las 380.000, el nivel más alto desde 2016 y un 17% más que en 2022.

Continúe leyendo la información internacional sobre Facebook Y Xo en nuestro boletín semanal.

Regístrate para continuar leyendo

Leer sin límites

_